Qué Tomar para el Estreñimiento: mejores remedios y soluciones

El estreñimiento es un proceso que dificulta evacuar las heces del intestino. Y puede provocar ir al baño con poca regularidad o con menos frecuencia de la habitual, produciendo hinchazón de estómago, malestar y pesadez.

Impide la expulsión de los excrementos con normalidad y, este, es un trastorno del intestino grueso en el que las heces se solidifican al no haber presencia de humedad.

Aunque las personas tenemos distintas frecuencias para ir al baño o al WC, se considera que es normal cuando el acto de defecación es al menos 1 vez cada 3 días. Algunas personas son más frecuentes y otras menos, pero si es superior a los 3 días el periodo en el que no hay deposiciones, entonces se puede considerar como una persona estreñida.

Existen diferentes causas para estar estreñido como el embarazo, comer ciertos alimentos, así como también puede ser más frecuente en ciertas edades.

El estreñimiento en bebés es bastante común y, las embarazadas, también son un grupo de población con más propensión a sufrirlo. Pero lo importante es que sea pasajero y no se cronifique. En cuyo caso, serán necesaria la consulta médica, es decir, que el estreñimiento crónico deberá supervisarlo el médico de familia.

Remedios caseros y naturales para el estreñimiento

Como hay varias tipologías, también es posible combatirlo de varias formas, así que vamos a ver sus causas y, después, comentamos los mejores remedios caseros, naturales y los más rápidos. Vas a descubrir un montón de cosas que puedes tomar para aliviarlo.

Desde alimentos con efectos rápidos, plantas medicinales accesibles y fáciles de comprar, así como los tratamientos con medicamentos que mejores resultados dan.

Causas del estreñimiento

Aunque existen diferentes motivos por los que las heces pueden solidificarse y taponar el recto, las causas más frecuentes del estreñimiento suele ser la alimentación.

Causas del estreñimiento crónico y temporal

La carencia de fibra en la comida es bastante habitual, produciendo en muchos casos que este trastorno sea pasajero. En cuanto se regulan los alimentos el tránsito intestinal se estabiliza y, las deposiciones también.

Además, existen otras causas y desencadenantes que indicamos a continuación:

  • Falta de fibra en la dieta.
  • Diabetes.
  • Enfermedad de tiroides.
  • Embarazo.
  • Tratamientos con medicamentos.
  • Hipomotilidad intestinal.
  • Enfermedad rectal.
  • Poca musculatura en la pared abdominal.
  • Obstrucción del recto y/o del colon.

Es bastante frecuente que la persona estreñida coma poca fibra y, esta, es uno de los mejores remedios contra el estreñimiento. La fibra agiliza la expulsión de las heces y su carencia va a provocar, con mucha facilidad, que seamos menos regulares a la hora de ir al WC. Cuando aparece por esta causa es la más sencilla de solucionar, bastará con aumentar la ingesta de alimentos ricos en fibra como las verduras.

Además, también existen otros factores que pueden ser algo más complicados, como las causas llamadas fisiológicas. Estas pueden estar relacionadas con tener la musculatura de la pared abdominal débil, o bien la denominada hipomotilidad e hipermotilidad intestinal, es decir, que los músculos que deben estimular el tránsito intestinal son demasiado débiles y no cumplen bien el cometido de ir desplazando los desechos de la comida.

Bebés de 1 mes, 5 meses, 7 meses, etc…

Estreñimiento en bebés y recién nacidos

Es importante tener en cuenta que cada bebé tiene una regularidad en sus evacuaciones. Algunos son muy regulares y las hacen cada día, después de comer, y otros, en cambio, las tienen cada dos días.

Al igual que sucede con los adultos y ancianos, el estreñimiento en bebés podrá considerarse como tal si sale de lo habitual hasta ese momento.

Los bebés que toman leche del pecho hacen menos deposiciones que los que comen alimentos sólidos o leche comprada. Sin embargo, las causas para que un bebé esté estreñido pueden ser las siguientes:

  • Alimentos sólidos, sobre todo al comienzo de incluirlos.
  • Falta de líquido, puede estar algo deshidratado y las heces serán más duras.
  • Infección intestinal.
  • Trastorno del metabolismo.
  • Alergias a ciertos alimentos.

Si lo deseas, puedes leer directamente la información sobre los remedios para el estreñimiento de los bebés. Recuerda que siempre hay que tener en consideración los meses que tiene ya que, un niño de 2 años podrá tomar unas cosas y, en cambio, un bebé 5 o 7 meses algunos productos no serán adecuados hasta que sea más mayor.

Embarazo

Estreñimiento y embarazo, causas y síntomas frecuentes

Durante los 9 meses de gestación es bastante frecuente que se produzca la astricción o desecación de las heces debido a cambios hormonales y por la presión que el feto ejerce sobre los intestinos.

Las mujeres embarazadas y estreñidas pueden tomar diferentes remedios naturales, pero siempre con cuidado para preservar la salud del bebé y la suya.

Las causas más comunes para tener estreñimiento durante el embarazo son:

  • Tomar progesterona, usarla en óvulos o inyecciones.
  • Poca actividad física.
  • Cambio en los hábitos alimentarios
  • Presión en los intestinos.
  • Modificación de los niveles hormonales.

Lee todo el contenido sobre los remedios para el estreñimiento durante el embarazo.

Regla y retraso menstrual

Causas del estreñimiento con la regla o por la menstruación

Durante el periodo menstrual es frecuente que haya trastornos digestivos. Aumentan los gases intestinales, aparece diarrea o el temido estreñimiento. Todo esto es debido a los cambios hormonales que la mujer padece durante la menstruación y, en la mayoría de los casos es algo totalmente normal. Sin embargo, aunque sea algo fisiológicamente lógico, puedes poner medidas y hacer cosas para evitar el estreñimiento con la regla o cuando sufres un retraso en la menstruación.

Las causas más frecuentes para que estés estreñida son las subidas y bajadas de la progesterona natural que produce el organismo durante los días previos y posteriores al ciclo ovulatorio.

La progesterona aumenta 2 semanas antes de la regla y, esta, es un relajante muscular, así que es muy probable que los músculos abdominales y los tendones del recto permanezcan inactivos, algo que, también, ocurre mucho a las embarazadas.

Otra causa probable en las mujeres es la prostaglandina, una sustancia que es segregada para relajar el cuello del útero. Antes su presencia, el cérvix se dilata y todo lo relacionado con las deposiciones se retrasa al mantener su tonificación habitual. En la mayoría de los casos, ocurre lo contrario, que aparece diarrea pero, en ciertas mujeres, el efecto puede ser la deshidratación de las heces y, por lo tanto, romper la regularidad de la evacuación.

Lee los remedios para el estreñimiento durante la regla o la menstruación.

Ancianos

estreñimiento en ancianos

El estreñimiento en ancianos es diferente porque tiene causas degenerativas. Muchas veces neuronales y hay que realizar un tratamiento alternativo. La degradación de las funciones del cerebro puede cambiar el funcionamiento epitelial y empeorar el movimiento de los intestinos. Esto sumado al decaimiento de la musculatura por la edad que dificultan las contracciones naturales del recto.

También influye la dieta. Muchas veces las personas mayores comen mal debido a que tienen dificultad para cocinar o simplemente no les apetece. Se mueven poco y están de pie un periodo mínimo. Toman múltiples medicaciones que pueden tener estos efectos secundarios. Es importante que ponga el tratamiento un médico ya que podría tener diferentes causas.

Síntomas de estreñimiento

  • Siempre que vas al baño (WC) tienes que realizar esfuerzo.
  • Cuesta defecar con normalidad.
  • Las heces son demasiado duras. Incluso en ocasiones hacen daño al salir por el ano.
  • Notas como si no evacuaras por completo.
  • Sensación de tapón y como si hubiera algo que impide que puedas hacer el acto defecatorio.
  • Necesitas ayuda manual para poder evacuar.
  • Tienes menos de 3 deposiciones a la semana.

Y una vez que conocemos las causas y los síntomas del estreñimiento, vamos a explicar los tipos que existen ya que, tal y como hemos indicado, en función de su origen y síntomas será posible poner una serie de medidas o remedios caseros y naturales para solucionarlo.

Tipos de estreñimiento

Cada persona tiene un ritmo de expulsión de los desechos producidos en su organismo pero, para considerar que se está produciendo, la frecuencia para las deposiciones debe ser superior a los 3 días.

Existen dos tipos de estreñimiento:

  • Crónico.
  • Ocasional o esporádico.

Estreñimiento crónico

Este es el que tipo de estreñimiento que causa más molestias y es al que hay que prestar más atención, buscando soluciones para que no aparezcan complicaciones.

En la actualidad, hay más personas afectadas de lo que en un principio podría parecer.

Entre un 15% y un 17% de la población sufre de estreñimiento crónico. Las personas que más frecuentemente lo tienen son los ancianos y las mujeres y, en la mayoría de los casos, este está relacionado con el empeoramiento de la calidad y funcionamiento del intestino grueso, el deterioro del recto y ano.

Las mujeres lo sufren con mucha frecuencia durante el embarazo ya que los intestinos son desplazados por el desarrollo del bebé, pudiendo comprimir una parte del intestino y dificultando el tránsito intestinal. Pero también puede aparecer por los cambios fisiológicos que la gestación conlleva. En cualquier caso, si es por estar embarazada se considerará como estreñimiento ocasional, aunque dure tiempo.

Otra de las causas del estreñimiento crónico son las enfermedades que afectan a las glándulas endocrinas. Hay diversas patologías que pueden desencadenarlo ya que afectan al sistema endocrino y, este, interactúa directamente con el sistema nervioso central.

Al existir un mal funcionamiento de los impulsos nerviosos hacia el intestino no los desechos producidos por el metabolismo no se desplazan con normalidad.

Algunas enfermedades que pueden provocar estreñimiento crónico son el Parkinson, esclerosis múltiple, etc.

Estreñimiento ocasional

Si tienes alguna vez estreñimiento ocasional es un síntoma de algo. No es una enfermedad. Esto muestra que ha ocurrido un suceso en el aparato digestivo que causa el cambio de las rutinas de evacuación de las heces.

Todas las personas en algún momento pasamos por esta situación. Es muy común cuando realizas un viaje, cambias de agua o hábitos de vida. También ocurre cuando hay un cambio de horario y empiezas a comer diferente. La duración puede ser de días o semanas. Pero es algo poco frecuente en tu rutina de ir a la taza del váter para defecar.

Su origen puede ser, además de lo descrito en los apartados anteriores, la aparición de pólipos intestinales, cambios en el intestino grueso, lesiones en el recto o incluso hemorroides. Pero, lo más común es que hayas bajado la cantidad de fibra que comes.

Qué tomar para el estreñimiento

Hay que modificar algunos hábitos en la alimentación y mejorar los productos que tomamos para facilitar el tránsito intestinal ya que nos servirá como remedio casero para el estreñimiento. Toma nota de lo siguiente:

  • Comer más fibra. Hay productos naturales como la verdura (espinacas, acelgas, judías verdes, etc.) y también suplementos que la contienen para casos puntuales. Las verduras mejor poco cocinadas para que sean mucho más efectivas.
  • Aumentar el consumo de líquidos y beber mucha más agua. Esto rehidratará y reblandecerá las heces y facilitará su expulsión.
  • Tomar ensaladas con lechuga ya que contienen mucha fibra.
  • Tomar cereales integrales como avena, pan, etc.
  • Incrementar la ingesta de legumbres ya que estas, regulan el tránsito intestinal.
  • Comer fruta fresca y natural, sin azúcares añadidos. Por ejemplo, las ciruelas son un gran remedio casero para el estreñimiento. Toma varias piezas de fruta cada día (ciruelas, manzanas, albaricoques, etc.) y notarás como mejoras.
  • Los frutos secos también estimulan las deposiciones.
  • Tomar magnesio.

Además de incluir estos hábitos en tu rutina de alimentación todos los días existen otros productos que pueden ayudar contra el estreñimiento. Uno de ellos son las semillas de lino. Tienen un efecto laxante. Para facilitar su consumo puedes tomarlas con yogur o un líquido en forma de papilla.

También las naranjas provocan una evacuación más fácil y frecuente en muchas personas. Comer naranjas facilitará que defeques con mayor regularidad.

Muchas personas al poco de empezar a correr tienen la necesidad de ir urgentemente al baño. El simple movimiento del intestino puede deshacer el tapón que tienes. Las posturas erguidas y el trote suave favorecen la regularidad. Si no haces ejercicio tienes que probarlo porque es posible que sea parte de la solución.

Muchas veces es tan fácil hacerlo que nos parece raro, pero, muchos estreñidos encuentran solución en el deporte. Habitualmente buscamos remedios complicados y tratamientos caros pero, en lugar de pensar qué tomar para el estreñimiento, podemos buscar las causas, si hemos cambiado la alimentación, sufrimos más estrés o nuestro estilo de vida es sedentario.

La mayoría de las veces, tienes que implementar varias cosas para que se solucione. Si ya haces deporte aumenta la ingesta de fibra y verduras. Si tomas mucha fibra, empieza con el deporte y si no funciona, entonces puedes probar con algunos de los remedios que vamos a indicar.

Alimentos antiestreñimiento

alimentos antiestreñimiento

  • Semillas de lino.
  • Chía.
  • Semillas de cáñamo.
  • Legumbres como lentejas, judías, etc.
  • Pescados ricos en Omega 3 (sardinas, atún, arenques, salmón, etc.).
  • Cereales integrales.
  • Ciruelas.
  • Higos.
  • Dátiles.
  • Alcachofas.
  • Guisantes.
  • Brócoli.

Alimentos que estriñen

  • Arroz.
  • Plátanos o bananas.
  • Carbohidratos.
  • Comidas con mucha grasa.
  • Vino tinto.
  • Té negro.
  • Chocolate.
  • Caquis.

Remedios caseros y naturales para el estreñimiento

Plantas y remedios naturales rápidos

Además de mejorar la dieta, aumentar el consumo de fibra en las comidas y hacer ejercicio (algunas personas nada más empezar a correr necesitan buscar un baño urgentemente…), existen plantas medicinales que por su composición nos van a resultar de gran utilidad como remedio casero y natural para el estreñimiento:

Ten precaución con el uso de los laxantes naturales cuando los uses como remedios para el estreñimiento ya que, siempre conviene tomarlos sólo unos días.

Si tu caso se convierte en crónico, lo adecuado es que hables con el médico para que pueda verificar si existe otro problema que lo causa.

Probióticos antiestreñimiento

probioticos bacterias

Cada día es más habitual encontrar este tipo de productos para tratar los sintomas de escasez de deposiciones. Pueden aliviar y mejorar el malestar producido por el estreñimiento crónico o temporal.

Se trata de un conjunto de productos que pueden ser alimentos o bien productos medicinales específicos que mejoran el crecimiento de la flora intestinal y enriquecen los procesos digestivos. Los probióticos para el estreñimiento son una de las mejores formas de movilizar el intestino y activar su funcionamiento.

Todas aquellas personas que tienen problemas para defecar pueden tomar bífidos y algunos tipos de Lactobacillus, en especial yogures probióticos y leche fermentada.

Poseer una flora intestinal fuerte y adecuada es una de las opciones más naturales, proporcionando una solución antiestreñimiento de lo más eficaz.

Remedios para el estreñimiento en bebés

Prácticamente las soluciones son similares exceptuando que, en un niño pequeño no se pueden usar plantas medicinales salvo prescripción por parte del pediatra.

Sin embargo, todavía nos quedan muchas soluciones y remedios para el estreñimiento en bebés de 6 meses, los que tienen 1 mes o los que son un poco más mayores pero han perdido la regularidad con la evacuación de las heces.

La mejor forma de solucionarlo cuando acaba de empezar a estar estreñido es los siguiente:

  • Dar un masaje suave en la barriga. Presiona con cuidado y delicadeza sobre su tripita, haciendo una presión a medida que haces círculos sobre su abdomen. Además de relajar, movilizarás los intestinos que todavía son débiles.
  • Haz que se mueva. Cuando ya tienen varios meses de vida y son muy tranquilos, es probable que haya que ponerlos de pie durante unos minutos para que el propio peso de las heces haga que bajen.
  • Usa otra marca de leche de fórmula. En muchos casos, uno de los ingredientes puede ser la causa del estreñimiento del bebé. La solución pasa por adquirir otra marca que, contendrá, los mismos nutrientes pero ciertos excipientes no.
  • Dar una pequeña cantidad de zumo de ciruela o de manzana ya que es muy laxante. Si ya toma alimentos, puedes dárselo solo. Si es mayor de 4 semanas no habrá inconveniente y, si todavía está en periodo de lactancia o es menor de esas 4 semanas, siempre tendrás que consultar con el pediatra si es adecuado mezclarlo con la leche.
  • Dale potitos con mucha fibra o puré especial para recién nacidos.
  • Té especial para recién nacidos, llevan una concentración reducida y suelen ser muy efectivos como remedio para la astricción infantil.

Consideraciones en los bebés y recién nacidos

En muchos casos, el estreñimiento infantil aparece porque la flora intestinal de los recién nacidos todavía no está formada. A medida que crecemos adquirimos las bacterias beneficiosas que nos van a ayudar a descomponer los alimentos y facilitar que los desechos vayan hacia el recto.

Soluciones para el estreñimiento en el embarazo

  • Beber más líquidos, especialmente agua.
  • Tomar alimentos ricos en fibra como verduras, frutas, cereales integrales.
  • Repartir las comidas a lo largo del día. En lugar de hacer 3 comidas, prueba con 5 o 6 para que estas sean menos copiosas y sean mucho más fáciles de digerir.
  • Dejar al menos 2 horas de tiempo entre la cena y el momento que vas a dormir.
  • Tomar yogures, lácteos y alimentos fermentados ya que contienen probióticos que son muy saludables para el tránsito intestinal y las deposiciones.
  • Realizar algo de ejercicio suave como caminar, dar paseos por el parque, etc.

Una de las mejores soluciones para no estar estreñida es beber mucha agua. El líquido hidrata las heces y estas, al estar más blandas son mucho más propensas a salir.

fibra alimentaria

Además, la fibra nunca puede faltar en tu alimentación. Está aconsejada en mujeres embarazadas, en bebés y ancianos. Una dieta rica en alimentos con fibra asegura, en la mayoría de los casos una regularidad mayor. Para esto puedes tomar varias piezas de fruta al día, incluir verdura hervida en la cena, purés o bien tomar un zumo de fruta por las mañanas.

Si las comidas son pequeñas facilitas que el estómago y los intestinos las procesen con mayor facilidad, evitando que se forme un tapón en el recto. También es importante dar tiempo a la digestión. Si te acuestas nada más cenar es mucho más probable que te sientas estreñida y pesada durante el día siguiente.

Los fermentos lácteos, yogures, queso, miso y alimentos con probióticos son muy funcionales para el tracto gastrointestinal. Favorecen la conservación de la microbiota y frenan la proliferación de bacterias dañinas, las mismas que pueden provocar el estreñimiento y otros problemas digestivos.

En el último punto para evitar durante el embarazo el estreñimiento es practicar actividades físicas. El ejercicio suave coloca los intestinos, mejora la circulación de los líquidos del organismo y tonifica la musculatura abdominal, algo que va a favorecer la peristalsis intestinal.

Remedios para el estreñimiento con la regla y menstruación

  • Tomar un suplemento de sulfato o citrato de magnesio, el lactato de magnesio es menos laxante.
  • Beber infusiones de té los días previos a la ovulación.
  • Fibra, toma fibra y más fibra. Esto es para todos los casos, tanto para los días de regla, el periodo previo a la menstruación, así como para todas las personas.
  • Incluir alimentos ricos en omega 3 como el salmón, sardinas, etc.
  • Resveratrol y productos procedentes de uvas, arándanos, etc.
  • Tomar de 2 a 3 litros de agua al día.

El magnesio para que tenga efectos laxantes necesita una dosis mayor de 400 mg. al día, en una sola toma. Puede tomarse entre 400 y 800 mg. ya que algunas personas somos más resistentes al él. Eso sí, sólo en los casos que no estés embarazada ya que si lo estás podría ser contraproducente para la salud y desarrollo del bebé.

Además, considera usar otros laxantes ya que si lo usas todos los meses podrías acostumbrarte y producir un estreñimiento crónico cuando dejas de tomarlo.

El té ayuda a muchas personas con las deposiciones. Además de aportar agua, que tendrá efectos hidratantes en las heces, las sustancias activas que contiene movilizan los intestinos. Pero ojo, el té negro es astringente y, el té verde a algunas personas también las estriñe.

Otros remedios para el estreñimiento

  • Empezar a hacer ejercicio físico para movilizar los intestinos. Funciona de maravilla en personas sedentarias.
  • Dar masajes suaves y profundos en el vientre para movilizar los intestinos.
  • Uso de laxantes, pero sólo de forma esporádica. Para hacerlo de forma continuada es necesario que los recomiende el médico ya que pueden tener un efecto rebote. Últimamente se ha puesto de moda Micralax, que es un enema y estos, sólo son para un uso puntual. Usarlo regularmente puede provocar mayores males que beneficios, aunque estos, en un principio puedan ser deseados.
  • Aplicar un enema como última medida. Lo indicado en el punto anterior. Una vez por necesidad imperiosa.

Recomendaciones para evitarlo

Volvemos a recordar la importancia de la fibra. Sí, ya sé que somos pesados… pero es que es la causa más probable del estreñimiento….

Por cada 1.000 kcal que ingerimos deberíamos aportar entre 10 y 15 gramos de fibra.

Si los alimentos que tomamos son pobres en fibra alimentaria notaremos que cuesta más hacer las deposiciones de las heces y estas, serán más espaciadas en el tiempo.

Cenar verdura todos los días, cocinarla poco o comerla cruda la que no es indigesta, es fabulosa. Te lo dice una estreñida…

La mayoría de verduras pueden comerse frescas o simplemente hervidas, con un chorrito de aceite y ya.

Además, las ensaladas son muy buenas. Estas deben tener como ingrediente principal lechuga, mucho verde y algún fruto seco. También añadir unos trozos de ciruela, manzana… pero mejor durante el día para que sea menos indigesta.

El ejercicio… ese gran olvidado de los estreñidos crónicos…

La vida sedentaria sólo trae problemas digestivos, circulatorios y articulares. Camina media entre 30 y 60 minutos al día y verás cómo poco a poco eres más regular.

No olvides eliminar los alimentos que estriñen… fuera arroz, adiós a los plátanos y las zanahorias.

Si usas laxantes, con moderación… el cuerpo se acostumbra rapidísimo a ellos y, cuando los dejas, vuelve de nuevo el estreñimiento. La mayoría de las veces con mucha más fuerza.

Comparte en tus redes sociales...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin